Definiciones de aterosclerosis

La OMS definió la aterosclerosis como un conjunto de alteraciones de la capa íntima, con acumulación de lípidos, glúcidos complejos, sangre y productos hemáticos, tejido fibroso y depósitos cálcicos, y finalmente con alteraciones de la capa media.

En general, se puede clasificar del modo siguiente:

 – Esclerosis de Mönckeberg:

Descrita en 1903 por Johann Georg Mönckeberg,, es una enfermedad de etiología desconocida, caracterizada por la calcificación de la capa media de las arterias, generalmente circunferencial, pudiendo afectar al vaso de forma focal o difusa; es más frecuente en diabéticos y en ancianos, y su aparición predice el riesgo de dolencias vasculares cardíacas y periféricas, aumentando el índice de amputaciones de extremidades.

Se supone que se produciría por degeneración grasa de las células musculares lisas (CML) de la capa media, formando una masa que sufre una degeneración hialina y luego se calcifica. En general, la sintomatología es escasa porque la reducción de la luz es mínima, a menos que coexista con aterosclerosis.

Las manifestaciones clínicas derivan de la oclusión vascular resultante y que incluye las arterias coronarias, la aorta y sus ramas, afecta especialmente a las arterias periféricas y es común encontrar úlceras de tipo arterial en los miembros superiores e inferiores de predominio distal, tan graves a veces que pueden requerir la amputación de la extremidad.

Los diagnósticos diferenciales incluyen las vasculitis que dañan a estos vasos, cuya sintomatología puede ser tan similar que, en ocasiones, se debe recurrir a la biopsia de tejido para lograr el diagnóstico definitivo.

Suscribete a nuestra newsletter para ser el primer informado

No se dispone de tratamiento específico de la esclerosis de Mönckeberg y solo se aplican medidas para optimizar el metabolismo del calcio, incluyendo quelantes de calcio como el tiosulfato de sodio.

– Arteriolosclerosis:

Caracterizada por crecimiento proliferativo y fibromuscular o endotelial de las paredes de arterias de pequeño calibre y arteriolas.

Se presenta en dos formas: hialina e hiperplásica, aunque ambas se comportan engrosando las paredes vasculares y estenosando la luz, pudiendo provocar lesiones isquémicas. Es la variedad que con más a frecuencia se asocia a la hipertensión arterial y a la diabetes mellitus.  

– Aterosclerosis:

Del griego atheroma (masa o puré) y de sklleros (duro), definida por la formación focal de ateromas en la capa íntima arterial

Este texto es un extracto del libro Tratado de Patología Vascular (accede a su descarga) 


Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *